La importancia de la luna de miel

[facebook] [twitter name=”name”] [retweet]

Contrario a lo que muchos creemos, nunca se ha terminado de conquistar a esa persona especial, incluso en el mismo día de tu boda se está a la espera de nuevas actitudes por parte de ambas personas.

En realidad, el tema del matrimonio y la vida en pareja está ligado a un proceso que cada día se hace más fuerte y que por lo tanto determina el éxito de la relación.

La noche de bodas es muy importante para una pareja, puesto que  habiendo tenido o no experiencias íntimas previas, esperan este día para consumar su amor de una manera distinta y estando felizmente casados.

¿Cómo actuar? ¿Qué hacer y no hacer? Son preguntas que darán mil vueltas en nuestras cabezas, pero por suerte existen algunos indicadores que podrán establecer parámetros para la hora de la verdad.

Este momento debe ser totalmente distinto a todas las anteriores veces, de tal forma que se convierta en un verdadero acontecimiento esperado. Puede ayudar el encontrar nuevas posturas para la intimidad o ponerle el toque de inocencia induciendo a tu pareja a hacer un esfuerzo para lograr compartir tus caricias.

La noche después de una fiesta, suele ser muy cansada y bastante agitada, por ello es que deben tomar decisiones conjuntas: se puede posponer o adelantar la luna de miel, o noche de bodas, en el caso de que sea su primer encuentro, o preferir tomar unas horas durante el desarrollo de la fiesta para escapar del lugar y concretar este esperado momento.

boda

Recuerda que este es un momento de suma importancia tanto para ti como para tu pareja, y recuerda que aunque ya llevas una vida sexual con tu pareja, esta será tu primera vez estando comprometidos ante Dios y tu familia, y por ello debe ser totalmente exclusiva e inolvidable.

Si te gusto compártelo!
[facebook] [twitter name=”name”] [retweet]

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *